¿Comer rico?

¿Comer rico?

Adivina, adivinador, qué fruta carga sin flor?

Es una fruta en forma de corazón, como un algodoncito, muy rica, jugosa, de un olor agradable

 

¿Comer rico?

SONY DSC

Frutillas, bacacos, sandías, taxos, melones, chigualcán, granadillas, aguacates, maíces, fréjoles, papas, yucas, verdes y maduros, chirimoyas, quinua y amaranto, maracuyá, naranjilla y podríamos seguir enumerando la riqueza en variedad y cantidad que tenemos. ¡Y todo el año! Es como vivir en el paraíso.

Lástima que nuestra dieta esté cambiando. Cada vez comemos más alimentos procesados y menos frescos. Casi nunca comemos o cocinamos en casa, preferimos las bebidas azucaradas, los alimentos procesados y ultra-procesados.

¿Cómo vivir una vida de sabor?

En las palabras de la nutricionista en salud pública Michelle O. Fried, una vida de sabor es “Saboreando, sintiendo, y experimentando el mundo a tu alrededor. Podrás descubrir que una buena alimentación significa escoger una variedad de ingredientes locales que son frescos y saludables. Estos alimentos no solamente tienen fascinantes sabores, sino que  también son muy divertidos de prepararlos.

Una vez que tu abres tus sentidos y despiertas tu paladar, vas a estar comiendo y disfrutando la comida de una manera totalmente nueva. Más temprano que tarde, vas a encontrarte inmerso dentro de toda una experiencia en la que te preocupas por la tierra y el océano, y por aquellos que producen los alimentos que consumes. Esta experiencia es una maravillosa invitación.”

El sabor y el gusto del buen comer

La Campaña  ¡Qué Rico Es! trabaja tanto con la experiencia organoléptica del sabor, como con la experiencia social del gusto.

Para nosotros, el sabor se refiere a la sensación bioquímica que potencialice los alimentos – es decir, sus calidades materiales, químicas y neurofisiológicas. El sabor invoca una experiencia visceral, muy personal y a veces única en su intensidad. Mientras tanto, vemos el gusto como la parte social del sabor. Se trata de cómo un sabor pueda llegar a ser una experiencia compartida – es decir, cómo la gente, en su colectividad, genera y reproduce una tradición y una cultura.

Únete a las 250mil familias que comen comer rico, sano y de nuestra tierra