¿Sabías que tu forma de consumo ayuda al desarrollo de la ciudad?

¿Sabías que tu forma de consumo ayuda al desarrollo de la ciudad?

¿Pensar la ciudad desde el consumo responsable de alimentos? ¿Qué relación tiene un mercado popular como San Roque para esto? Comerciantes, consumidores y productores se dieron cita, el pasado 18 de enero en este mercado ubicado en uno de los barrios históricos de Quito. El propósito fue conversar sobre la integralidad de la visión del consumo.

¿Que relación construyo a la hora de comprar la quinua, la papá, el huevo? ¿Cómo me relaciono al pagar?

En la mayoría de los sistema de consumo “lo que compramos no es el producto sino el deseo construido. Esto rompe el vínculo central del acto que es la relación consumidor-producto” señaló Rosa Rodríguez de Heifer Ecuador, al enfatizar que el gran poder que tiene el consumidor se ha abandonado. “Hacen falta organizaciones de consumidores” ya que siendo eslabón central en el proceso de capital, es el que puede cambiar estas realidades. Y “No es sólo consumir menos, sino con criterio” recalcó.

El mercado por sus vínculos de solidaridad y encuentro tiene una configuración distinta a los procesos de supermercados, sin embargo también por sus intermediarios recae en un fenómeno de abuso y abaratamiento del producto a los campesinos.

 Un mercado con circuitos cortos identifica el vinculo de los espacios de comercialización donde los intermediarios van directo con el productor basado en un precio justo. Para estas realidades ir al mercado San Roque es un empoderamiento a la relación benéfica entre consumidores y productores, y al valor cultural de este espacio de 2 hectáreas, en el que trabajan alrededor de 5000 personas y que provee casi el 40% de alimentos frescos a la ciudad.

Por su parte Ana Rodríguez de la Red Saberes invitó a visitar este mercado y ser parte de estas relaciones de distribución que aunque dichos comerciantes ya no trabajan la tierra, sí tienen un vinculo con la venta de alimentos distinta a un supermercado. “Ese valor intercultural si como consumidores no nos ubicamos en algún lugar de esta cadena es probable que la fuerza frente a trasnacionales sea amenazada”.

La socióloga Christa Müller (Alemania) comprometida con investigación sobre estilos de vida posmateriales y conceptos sostenibles de prosperidad señaló que “El lugar mismo, da el mensaje de una utopía que se transforma en un hecho: otro mundo es plantable.” Declaró al presentar redes de alternativas de alimentación responsable.

Entre el público se levantó Blanca Chicaiza, presidenta del Frente de Defensa de San Roque quien orgullosa de ser parte de esta “hermandad” del mercado compartió que ahora se han organizado para implementar unos huertos en Amaguaña. “queremos seguir inspirándonos con estos foros” declaró. Por su parte Fernando Herrera, Dirigente del Mercado San Roque declaró “seguiremos dando servicio a la colectividad” por ello, es importante que el consumidor reconozca este espacio como suyo.

La campaña QueRicoEs ocupada por el buen comer, es una plataforma que ensancha la relación entre consumidores y productores. Eduar Pinzón integrante del Colectivo Agroecológico y de la Campaña QRE expuso esta herramienta que miles de familias ecuatorianas usan para apoyar, comprometerse y exigir una alimentación sana proveniente de nuestra tierra ecuatoriana.

Saber que el sistema agroalimentario ha desplazado la diversidad de los productos ancestrales de nuestra tierra (donde antes se podían observar 22 variedades de tomate hoy solo venden 6) y que los supermercados abaratan el costo de productos frescos o venden comida que no alimenta por sus altos índices de grasas y azucares, son razones para reflexionar ¿qué comemos y dónde lo conseguimos?

Tan solo mirar que 15% de las familias en el Ecuador conviven con la doble carga nutricional donde adultos tienen sobre peso u obesidad y sus niños tienen desnutrición es una alerta nacional.

Entonces ¿Qué hacemos? Identificar otros espacios de comercialización que un supermercado cercano, asistir a talleres del valor nutricional o sensoriales, introducir cambios en nuestros patrones de consumo como reducir azúcares, informarse sobre el origen del producto, recibir nuestro boletín informativo de QRE o seguir nuestras redes sociales son propuestas útiles para tomar tus decisiones, que ayuden en el desarrollo de la ciudad, desde nuestro propio consumo.

 

Para más información consulta:

Blog Frente Mercado San Roque AQUI

La agricultura urbana: un fenómeno global NOTA

 

Texto y Foto: Karenina Casarín